Sigo avanzando con los zomes

Aquí sigo en mi taller investigando la manera de construir zomes utilizando el mismo sistema que para los domos, es decir, que cada arista lleve su propio ángulo axial. De esta manera evitamos tener que construir rombos sin ese ángulo y tener que meter cuñas de madera o tornillería para poder dar la curvatura al zome, afeando así la belleza de la estructura, además de reducir notablemente su resistencia, ya que las aristas sólo tocarían por un canto.

Me estoy volviendo loco con los ángulos, pero ya he dado con la manera de proceder. Una de las complicaciones es que las ingletadoras no pueden realizar muchos de los ángulos que necesitamos, debido a la excesiva inclinación, así que hay que hacer inventos caseros para poder cortarlos de manera precisa. Para ello tengo una serie de cuñas que me sirven de plantillas y que coloco en la ingletadora para poder llegar hasta los grados necesarios.

Todavía hay que mejorar el sistema para afinar los cortes, pero por fin empiezo a entenderlo.

Aquí podéis ver algunos de los avances:

 

14 comentarios
    • admin
      admin Dice:

      Hola Delfin, los ángulos no varían según el diámetro, pero sí que hay que calcular cada vez que modifiques algo del zome, así que cada zome lleva sus propios cálculos

      Responder
  1. René Peña y Lillo Valenzuela
    René Peña y Lillo Valenzuela Dice:

    Me parece que el uso de barras dobles engrosa innecesariamente la estructura, especialmente en la cúspide del zome. Para evitar deformaciones de los rombos se puede usar tensores metálicos horizontales.

    Responder
    • admin
      admin Dice:

      El uso de “barras dobles” no tiene porqué engrosar la estructura, pues se pueden poner del grosor que se desée y por el contrario, al haber 2 listones en lugar de uno, la resistencia se multiplica, ya que si por ejemplo, hay un nudo en uno de ellos, el contrario lo refuerza, mientras que si solo usásemos uno, el nudo podría afectar a la estructura.
      Yo prefiero no usar hierro, en caso de refuerzos, prefiero seguir usando la madera, pero eso es cuestión de gustos.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *